Ansiedad normal vs Ansiedad patológica
Publicado por      18/01/2023     Psicología    Comentarios 0
Ansiedad normal vs Ansiedad patológica

Ansiedad normal vs Ansiedad patológica

La ansiedad es una respuesta normal del cuerpo a situaciones estresantes o potencialmente peligrosas. Puede ayudar a preparar al cuerpo para enfrentar un desafío o huir de una situación peligrosa. Sin embargo, la ansiedad patológica es un trastorno de ansiedad en el que la ansiedad se vuelve excesiva e inapropiada.

La ansiedad normal puede ser experimentada como una sensación de inquietud o preocupación antes de un examen, una entrevista de trabajo o un evento importante. Esta ansiedad es temporal y disminuye una vez que la situación estresante ha sido superada.

Por otro lado, la ansiedad patológica es una respuesta excesiva e inapropiada a situaciones estresantes o incluso a situaciones cotidianas que no representan una amenaza real. Puede manifestarse como ataques de pánico, fobia, trastorno de ansiedad generalizada, trastorno obsesivo-compulsivo, entre otros.

La ansiedad patológica puede interferir significativamente en la vida cotidiana y puede requerir tratamiento médico o psicológico para ser superada. Es importante buscar ayuda si la ansiedad está afectando significativamente la calidad de vida.

Factores que llevan la ansiedad normal hacia una patológica

Existen varios factores que pueden llevar a una ansiedad normal a convertirse en ansiedad patológica. Algunos de estos factores incluyen:

• Estresores crónicos: Si una persona está expuesta a un estrés crónico, como problemas financieros, problemas de relación, o problemas laborales, puede desarrollar ansiedad patológica.

• Historial familiar: Si alguien tiene un familiar cercano con un trastorno de ansiedad, es más probable que desarrollen un trastorno de ansiedad también.

• Trauma: Si una persona ha sufrido un evento traumático, como un accidente, un ataque violento o una enfermedad grave, es más probable que desarrollen ansiedad patológica.

• Uso de sustancias: El uso de ciertas sustancias, como el alcohol y las drogas, puede aumentar el riesgo de desarrollar ansiedad patológica.

• Problemas de salud física: Si alguien tiene un problema de salud física, como la enfermedad cardíaca, el asma o la diabetes, es más probable que desarrollen ansiedad patológica.

Es importante tener en cuenta que no siempre es fácil determinar el factor desencadenante de un trastorno de ansiedad, puede ser una combinación de factores genéticos, ambientales y psicológicos. Es importante buscar ayuda profesional si se experimenta una ansiedad excesiva o inapropiada, ya que el tratamiento temprano puede prevenir que se convierta en un trastorno de ansiedad patológico.

Si es tu caso y necesitas nuestra ayuda, no dudes en pedir una entrevista inicial gratuita con una de nuestras psicólogas. Ella escuchará tu caso, te contará cómo puede ayudarte y podrás decidir si es el momento de empezar tus sesiones.

Dejar un comentario

Captcha