La enfermedad de Ménière: síntomas, causas y tratamiento
Publicado por      20/07/2022     Voz    Comentarios 0
La enfermedad de Ménière: síntomas, causas y tratamiento

La enfermedad de Ménière es un trastorno del oído interno que provoca un vértigo intenso, alcanzando entre una y dos horas de duración. Requiere del tratamiento de un profesional de la salud con máster actualización en otorrinolaringología o de un especialista en esta afección. Un otorrinolaringólogo puede ayudar a mejorar la calidad de vida y disminuir los síntomas, por lo que es importante acudir a consulta de manera temprana para evitar que el problema empeore. Si tienes presión o dolor en un oído, mareos, pérdida de audición y un zumbido o ruido de fondo, también conocido como tinnitus, podría tratarse de esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Ménière?

Esta afección se caracteriza por un conjunto de síntomas, siendo el más distintivo el vértigo intenso y extremo, descrito como una sensación de giro.

Otros síntomas de la enfermedad de Ménière pueden ser: acúfenos (una sensación de zumbido en los oídos), percepción de plenitud en uno o ambos oídos, presión y audición amortiguada o reducida. Además, a veces se experimenta visión borrosa, aceleración del ritmo cardíaco e incluso diarrea durante un episodio agudo.

¿Qué causa la enfermedad?

No hay una causa clara de la enfermedad de Ménière, pero la investigación en curso sugiere que la enfermedad es un trastorno del oído interno, parte vital del sistema vestibular. Este sistema ayuda a que el cuerpo y el cerebro trabajen juntos para determinar la posición del cuerpo. Esto permite mantener el equilibrio y caminar erguido.

El sistema vestibular incluye varios órganos diminutos dentro del oído interno que se denominan laberinto y están llenos de un líquido llamado endolinfa. Este líquido circula y estimula los receptores que proporcionan al cerebro información vital que le ayuda a determinar la posición del cuerpo. Sin embargo, en los enfermos de Ménière, se ha demostrado que existe demasiada endolinfa.

Los investigadores y especialistas de la patología creen que ésta puede ser la causa subyacente del problema. Estas anomalías en el líquido pueden deberse a una infección vírica, a la genética o a las dificultades para drenar el líquido del oído. Además, podrían estar relacionadas con un mayor consumo de sal.

6 cosas que debes saber sobre la enfermedad de Ménière

• Esta afección puede aparecer a cualquier edad. Aunque, la mayoría de los casos se dan en personas mayores de 40 años.

• Afecta por igual a hombres y mujeres. Sin embargo, las investigaciones indican que las mujeres tienen más probabilidades de recibir un diagnóstico de la enfermedad.

• Normalmente afecta sólo a un oído, pero en un 15% de los casos se ven involucrados ambos.

• Los ataques son imprevisibles y varían en gravedad. Los episodios agudos pueden producirse con meses de diferencia o, a veces, varias veces por semana.

No existe una prueba definitiva para detectar la enfermedad de Ménière. Aunque no hay un examen médico que diagnostique esta afección, los otorrinolaringólogos y los especialistas en la enfermedad utilizan la información del historial médico para llegar a una conclusión. Sin embargo, un audiograma es muy valioso para confirmar el diagnóstico.

• Aunque las exploraciones de imagen, como una resonancia magnética o un TAC, no pueden diagnosticar la enfermedad de Ménière, sí proporcionan ayuda a los médicos a descartar otras causas.

¿Cómo se trata la enfermedad?

No hay cura para la enfermedad de Ménière. No obstante, con el tratamiento adecuado, los síntomas pueden ser controlados eficazmente y los ataques de vértigo logran ser minimizados.

A menudo, se controla con éxito mediante la medicación. De hecho, 6 de cada 10 personas con la afección o bien mejoran por su cuenta o son tratados con éxito con los medicamentos. Sin embargo, la cirugía sólo es necesaria para un pequeño número de pacientes con esta patología.

La importancia del otorrinolaringólogo en la enfermedad de Ménière

La enfermedad de Ménière tiene un profundo impacto en todos los aspectos de la vida del afectado y puede ser difícil de diagnosticar, ya que se presenta de diferentes maneras en cada persona. Para algunos puede comenzar como una pérdida de audición, mientras que en otros el vértigo es el primer síntoma.

En algunos casos, pueden pasar años entre los episodios, lo que hace que sea especialmente difícil de diagnosticar. Esta es una de las razones por las que es tan importante buscar la ayuda de un otorrinolaringólogo si presenta alguna de las señales mencionadas anteriormente. Los síntomas pueden incluso cambiar a medida que avanza la patología.

Dejar un comentario